C/Laguna de Cameros 8, 28021 Madrid

Oficinas en Madrid de multinacional del sector tecnológico

El cliente:

La instalación se realizó para la sede en Madrid de una importante multinacional perteneciente al sector tecnológico.

El proyecto:

El punto de partida del proyecto es el deseo del cliente de no querer marcar grandes diferencias entre los puestos de trabajo y los despachos o salas de juntas.

La idea era una oficina  cómoda, tipo paisaje, con contrastes de blanco y negro y con salas de reuniones y de formación en la misma línea de mobiliario que el resto de puestos.

Con esa idea y teniendo en cuenta que el cliente buscaba un mobiliario de calidad, se instalaron las mesas de la serie Temptation.

En las zonas de puestos operativos, se montaron mesas en línea con estructuras compartidas, eliminando así una importante cantindad de patas, lo que permitió aportar más estética a los puestos y reducir el coste económico del proyecto. Para no interferir en los pasos, se colocaron armarios modulares de gran capacidad con puertas correderas. Finalmente, en los puestos de trabajo se dio un toque  diferenciador en las cajoneras al llevar el frente decorado en color aluminio.

Por la configuración que el cliente necesitaba, entre puestos se colocaron mamparas de vidrio hasta el techo creando así distintos departamentos.

Para hacer contraste con las mesas, las sillas se pusieron en color negro. Dichas sillas llevan los respaldos en membrana, algo que no solo es tendencia y diseño, sino también ergonomía, al ser respaldos que se adaptan  a la espalda del usuario. Entre los mecanismos de las sillas están los brazos regulables y el sistema de sincronización, elementos que permiten adaptar la silla a cada usuario.

En los despachos se utilizó el mismo mobiliario que en las zonas operativas, pero con una pequeña diferencia, los tableros de las mesas se pusieron en acabado nogal y los respaldos de membrana de las sillas así como las sillas de confidente se tapizaron en blanco.

Siguiendo el mismo criterio, la sala de juntas interna se completó con todo el mobiliario en blanco, mientras que en las salas para clientes el tablero de las mesas se montó en acabado nogal.

En las salas de formación se utilizaron sillas de distintos colores para restarle seriedad y hacer más cómoda la estancia.

En este proyecto se cuidaron todos los detalles. Se colocaron dos pequeñas mesas y cuatro sillas, creando así dos posiciones de phone-booth.

Los acabados de las moquetas, los distintos vinilos y las butacas de la zona de espera, dieron un toque mas personalizado al conjunto de la oficina, creando un espacio muy personal.

El mobiliario: