C/Laguna de Cameros 8, 28021 Madrid

Cómo integrar la tecnología en el diseño de oficinas

Cómo integrar la tecnología en el diseño de oficinas

La tecnología ha revolucionado de manera sigilosa cada aspecto de nuestra vida en los últimos años: la manera en la que nos relacionamos, nuestros hábitos de consumo, el ocio, y también las formas de trabajo.

Integrar la tecnología en el diseño de oficinas es fundamental para lograr un espacio de trabajo moderno, funcional, y adaptado al tiempo que vivimos. Las posibilidades que ofrece la tecnología abren la puerta a nuevas formas de entender el espacio de trabajo, modificando y mejorando aspectos como la comunicación, la ergonomía, la gestión de recursos, e incluso, las dinámicas de trabajo.

La tecnología aplicada al diseño consiste en mucho más que incorporar un suelo o un techo técnico, o disponer de muchos puntos de luz; se trata de proyectar el espacio contando desde la base con las posibilidades que nos brindan las nuevas tecnologías para alcanzar los objetivos de la empresa y dar respuesta a las necesidades de los trabajadores.

En este artículo vamos a ver algunos ejemplos de cómo aplicar la tecnología al diseño de oficinas.

Iluminación inteligente

Encender y apagar la luz es un gesto que puede ahorrar recursos económicos a la empresa, pero sobre todo, una correcta iluminación es fundamental para mantener la salud, la concentración y la disposición de los empleados.

Un sistema de iluminación inteligente permite adaptar la potencia lumínica y los puntos de luz en servicio en función de la hora del día, las personas que estén utilizando la oficina, e incluso la actividad que se esté realizando. La programación de diferentes perfiles lumínicos es una forma fácil y rápida de dar respuesta a las necesidades cambiantes de una oficina. Por ejemplo, la luz adecuada para una reunión con clientes no será la misma que para un trabajo intenso en el ordenador.

Cómo integrar la tecnología en el diseño de oficinas

La iluminación inteligente permite regular la intensidad, la temperatura del color, y las áreas que deben funcionar en cada momento. Si además se combina con un sistema de persianas o estores automáticos las posibilidades son infinitas.

Mobiliario interactivo

Los muebles interactivos son el futuro, no solo ayudan a retener el talento en la empresa, sino que mejoran el rendimiento de los trabajadores y los insights disponibles.

El mobiliario interactivo no solo debe ser atractivo y funcional, sino que debe ir acompañado de la tecnología adecuada que permita sacar el máximo provecho de las funciones extra que permite. Es decir, el reto es convertir el mobiliario en dispositivos de trabajo, altamente ajustables a las necesidades de cada empleado.

Un buen ejemplo de este tipo de muebles son las mesas ajustables que permiten trabajar tanto de pie como sentado, en función del perfil que se seleccione. Este mobiliario acompañado del software adecuado puede convertirse en una herramienta de salud y productividad para los empleados.

Otras formas de aplicar la tecnología al diseño de oficina

Desde la incorporación de pantallas y tableros electrónicos en las paredes de las zonas de trabajo para mantener conectados a los distintos departamentos, hasta las puertas automáticas, el control de dispositivos por voz, o la toma de temperatura automática en las entradas para el control de epidemiológico -que hemos interiorizado a raíz de pandemia de la Covid-19-. Las posibilidades que brinda la tecnología son prácticamente infinitas, por lo que la verdadera pregunta es: ¿qué necesidades son las que deseas cubrir a través del diseño y las nuevas tecnologías?

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

Preferencias de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.