C/Laguna de Cameros 8, 28021 Madrid

Cómo organizar un escritorio de oficina desde cero

organizar escritorio

No hay nada más motivante que una zona de trabajo bonita, por eso, organizar el escritorio y deshacerte de esa montaña de papeles y objetos varios puede cambiar la manera en la afrontas el día.

Hay personas que tienen una capacidad innata para organizar el escritorio y mantenerlo como si de una foto de revista se tratara, pero hasta las personas más ordenadas necesitan un sistema para que la entropía no se apodere de la zona de trabajo.

En este artículo vamos a ver cómo puedes ordenar tu escritorio desde cero y lo más importante ¡mantenerlo así!

¿Qué podemos tirar?

El primer paso para ordenar el escritorio es deshacerte de las cosas que ya no son útiles. Repasa los papeles, utensilios, cuadernos, y todo lo que tengas en la zona de trabajo y deshazte de todo lo que no utilices, esté roto o caducado. ¡Te sorprenderá la cantidad de cosas innecesarias que se acumulan!

organizar un escritorio

Organiza los artículos que necesitas a mano

Ahora que solo cuentas con lo realmente necesario, es el momento de identificar cuáles son las cosas que necesitas tener muy a mano en tu actividad diaria. Para lograr organizar el escritorio no puedes tenerlo todo sobre la mesa…Elige lo imprescindible solo.

Tener una cajonera siempre cerca

El resto de los artículos que necesitas a diario, pero no de manera constante pueden encontrar su hueco en una cajonera situada junto a tu silla, para que puedas acceder a ellos de manera cómoda. La organización del escritorio cambiará radicalmente en cuanto te habitúes a utilizar una cajonera para liberar la mesa.

Una zona de archivo

¿Y los papeles? Si tu trabajo implica el uso de papeles necesitas una zona de archivo, que debe estar separada del escritorio y contar con un sistema para que puedas encontrar fácilmente lo que necesitas. Puedes organizar el escritorio dejando una bandeja para los papeles con los que estás trabajando en el día, y el resto mantenerlos en el archivo.

Reduce los adornos

Los adornos y los objetos personales como las fotos familiares son una forma de hacer agradable la zona de trabajo, sin embargo, demasiados adornos pueden saturar el espacio y acabar resultando contraproducente. ¡Menos es más! Si tienes muchos objetos y no quieres elegir, puedes ir rotándolos cada semana.

No abuses de los post-it

Los post-it son recordatorios puntuales de algo excepcional, pero no caigas en la tentación de utilizarlos como si fueran una agenda. Si tienes más de 2 post-it, quizá sería mejor tener un cuaderno para apuntar las cosas y mantener la organización del escritorio.

Aprovecha las paredes

Por último, para ayudarte a ordenar tu escritorio cuentas también con las paredes. En ellas puedes colgar el calendario, un tablón de tareas, o incluso poner baldas auxiliares.

Con este método conseguirás organizar tu escritorio sin mayores problemas. Eso sí, una vez a la semana te recomendamos que repases todos los puntos para ver si estás sacando el máximo provecho de ellos. Dedicar unos minutos los viernes a mantener en orden el escritorio harán que los lunes tengas mejor humor al mirar tu mesa de trabajo.

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

Preferencias de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.