C/Laguna de Cameros 8, 28021 Madrid

Todo lo que debes saber antes de comprar una silla de oficina blanca

silla de oficina blanca

¿Te atreverías a utilizar una silla de oficina blanca? Son bonitas, combinan con todo, y ¡están de moda! Pero… ¿Es práctico comprar una silla giratoria blanca para el día a día?

En este artículo te contamos todo lo que debes saber para que tomes tu mejor decisión antes de comprar una silla de oficina blanca.

¿Por qué comprar una silla de oficina blanca?

La estética y el diseño son aspectos muy importantes en el mobiliario de oficina que utilizamos a diario. Sentirnos en armonía y representados por los colores y estilos escogidos mejora el ánimo y la disposición de los empleados en el trabajo.

Una silla de oficina blanca tiene muchas ventajas ya que combina con todo y es complicado no sentirse a gusto en ella, pero ¿puede tener algún inconveniente?

Como ocurre con todo el mobiliario blanco de uso intensivo las principales preocupaciones son el mantenimiento, la limpieza y la durabilidad. Sin embargo, has de saber que una silla de oficina blanca no se ensucia más que una silla de otro color, aunque las manchas sí se notan con más facilidad. ¿Es esto una inconveniente o una ventaja?

La limpieza regular del mobiliario es esencial independientemente del color que tenga para mantenerlo en buen estado y por cuestiones obvias de higiene. Lo que de verdad debe interesarte a la hora de elegir una silla giratoria blanca son los materiales con los que esté fabricada, que deben ser resistentes y de buena calidad.

Ventajas de una Silla de Oficina Blanca

Optar por una silla giratoria blanca tiene más ventajas que inconvenientes, la primera de ellas es su versatilidad. Una silla giratoria blanca tiene la capacidad de combinar con cualquier estilo y estética, tanto si el diseño de tu oficina es moderno, retro, vintage como romántico, será un acierto seguro porque armoniza con cualquier tono sin generar disonancias estéticas.

La segunda gran ventaja, es que una silla de oficina blanca aporta luminosidad a la estancia. El blanco es el mejor color para conseguir que los espacios pequeños parezcan más grandes, y también para evitar la sensación de abigarramiento en los espacios que ya cuentan con muchos elementos. Una silla giratoria blanca ayuda a potenciar un espacio tranquilo y equilibrado para el trabajo.

Tipos de sillas de escritorio blancas

Antes de elegir tu silla de oficina blanca debes saber que puedes encontrar dos tipos básicos diferentes, las sillas operativas y las de dirección.

Las sillas operativas están pensadas para un trabajo intenso y diario, por lo que deben ser ergonómicas, regulables, y estar adaptadas a la actividad principal que se realizará. Por ejemplo, una silla de oficina blanca pensada para el diseño estará configurada de manera diferente a otra silla giratoria blanca pensada para labores administrativas.

Las sillas de dirección, en cambio, deben contar con una combinación entre estética y confort. Generalmente tienen un tamaño mayor para escenificar la importancia del cargo, ya que la imagen que proyectan es un aspecto importante.

En cualquier caso, recuerda: elige materiales de calidad y disfruta del tipo de silla giratoria blanca que más te guste sin miedo. ¡Son igual de resistentes!

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

Preferencias de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.