C/Laguna de Cameros 8, 28021 Madrid

Tipos de sillas para el teletrabajo: ¿cómo saber cuál es la mejor para mí?

sillas para el teletrabajo

Teletrabajar desde el sillón puede ser divertido el primer día, pero no pasará mucho tiempo hasta que tu salud empiece a recordarte que necesitas una silla de trabajo ergonómica, bonita, y que además te ayude a ponerte en disposición para realizar las tareas.

Normalmente pasamos muchas horas sentados en las sillas de trabajo, y al igual que ocurre con los colchones, la elección del modelo adecuado es una cuestión de salud.

Hay infinidad de modelos, materiales, y colores distintos para las sillas de trabajo…si quieres acertar sean cuales sean tus preferencias, no te pierdas esta guía para saber que has elegido el modelo adecuado.

La altura

Lo primero que debes tener en cuenta es que cuanto más regulable sea el modelo, más fácil será que se acople perfectamente a tus características físicas. La altura de una silla es un aspecto fundamental mantener el confort y la alineación de las rodillas y la cadera y la columna. Lo ideal es que estando sentado de manera natural se genere un ángulo de 90 grados entre la cadera, la rodilla y el tobillo. Si esto no ocurre, es que no está a la altura adecuada.

La profundidad

La profundidad del asiento también es importante, además esta característica no es regulable, por lo que debes prestarle atención al elegir. Una profundidad demasiado extensa te obligará a separar la cadera del respaldo para no presionar la parte posterior rodillas, y una profundidad demasiado corta hará que sobrecargues las piernas. Lo ideal es que la zona quede libre de presiones, justo en el borde.

La anchura

A la hora de calibrar la anchura necesaria del asiento hay que tener en cuenta que las piernas necesitan contar con algo de espacio para moverse con libertad, especialmente si pasas muchas horas sentado. Aunque mantengas una postura muy similar, realizar ligeros cambios en la posición es beneficioso, así como poder estirar y mover las piernas de vez en cuando sin problemas.

El respaldo

El respaldo debe recoger tu zona lumbar de manera natural, y mantener la alineación de la espalda. Además, si es basculante podrás descansar la espalda de vez en cuando echándote hacia atrás para aliviar tensiones y descansar un poco los músculos.

Los brazos

Los brazos de la silla se deben situar a la altura de la mesa para permitirte un apoyo cómodo durante el trabajo. El ángulo formado por los codos debe ser 90- 105 grados, y las manos no deben quedar en el aire.

Con o sin Ruedas

Si optas por un modelo con ruedas tendrás la ventaja de poderte desplazar sin necesidad de levantarte, algo que resulta muy útil cuando trabajas en una mesa amplia. En cualquier caso, lo que sí debe tener la silla es una base sólida de al menos 5 puntos de apoyo para evitar tener un accidente.

¿Qué modelos son los más adecuados?

Mientras que cumplan con estas características estarás acertando seguro, pero si quieres encontrar sillas ergonómicas, regulables, de buena calidad y con una gran variedad de modelos, te recomendamos que eches un vistazo al catálogo de Lambda3 en este enlace. ¡Son una apuesta segura!

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

Preferencias de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.