C/Laguna de Cameros 8, 28021 Madrid

Consejos para conciliar familia y trabajo o teletrabajo

Consejos para conciliar familia y trabajo o teletrabajo

¿Sabes cómo lograr el equilibrio perfecto entre la atención familiar y el rendimiento en el trabajo? Conciliar nunca es sencillo, pero cuando el trabajo se hace desde casa las situaciones se pueden complicar… Te explicamos las mejores estrategias para que puedas llegar a todo:

Crea un espacio de trabajo

A veces es complicado encontrar un espacio en casa donde poder trabajar a gusto. La mejor manera de conseguirlo no es improvisando y cambiando de lugar en función de la habitación que quede libre…Al contrario, para que la conciliación funcione es necesario establecer límites y rutinas, y eso incluye tener un espacio propio en el que poder concentrarse.

Busca una habitación o un rincón con el menor ruido posible y con luz natural. Es importante que cuentes con una mesa y una silla adecuadas, no optes por el sofá, aunque puede parecer más cómodo en un primer momento, a larga tu espalda se resentirá. Además, una posición de trabajo facilita la concentración, y será un indicativo también para tu familia de que cuando estés en tu lugar de trabajo no estarás disponible.

Despacho teletrabajo

Delimita unos horarios

Establecer un horario habitual de trabajo te ayudará a mantenerte centrado y a que la familia también se acostumbre a no interrumpirte durante ese periodo. Es importante que hables tanto con tu familia como con tu empresa para hacerles saber cuándo vas a estar teletrabajando.

Descansa

Que no estés en la oficina no significa que no puedas hacer las pausas del café, o parar de vez en cuando para estirar las piernas, relajar la vista y despejar la cabeza. Un error muy común es utilizar el tiempo de descanso durante el teletrabajo para hacer tareas domésticas y cumplir otras obligaciones. Te recomendamos que no lo hagas, porque no estarás descansando realmente y ese tiempo es necesario para que luego puedas volver a concentrarte.

Mantén la comunicación

Mantener la comunicación fluida es más importante que nunca cuando se trabaja desde casa. Hay 3 tipos de comunicación que son muy importantes:

  • Con la empresa: asegúrate de que saben cuándo estás teletrabajando, qué estás haciendo y cómo avanzas en tus objetivos. Así, además de respetar tu horario podrá ayudarte y orientarte si surgen complicaciones o te atascas en algún punto.
  • Con los compañeros: la coordinación es imprescindible para muchos trabajos, quizá ahora no puedas reunirte con ellos en persona, pero las redes telemáticas te permiten mantener la comunicación fluida. Además, es interesante generar un canal diferente al dedicado al trabajo, para seguir manteniendo un contacto distendido en la pausa del café.
  • Con la familia: Mantén una comunicación fluida en casa para que todos los miembros sepan cuándo vas a poder atenderles y cuándo vas a estar trabajando.

¿Qué pueden hacer las empresas?

Las empresas también pueden ayudar a que la experiencia de teletrabajo de sus empleados sea mucho más sencilla:

  • Permitiendo una mayor flexibilidad en los horarios para los trabajadores que tienen hijos o personas a su cargo.
  • Manteniendo una comunicación fluida, dando instrucciones claras, realizando el seguimiento, y levantando la moral de los trabajadores.
  • Poniendo límites en las comunicaciones para que los empleados no sientan que tienen que estar disponibles y conectados al trabajo durante las 24 horas del día.

¿Qué otras estrategias utilizas para conciliar el trabajo y la familia?

Posts Relacionados

Dejar un comentario