C/Laguna de Cameros 8, 28021 Madrid

5 etapas imprescindibles para diseñar tu oficina

etapas para disenar tu espacio de trabajo

¿Necesitas diseñar tu oficina y no sabes por dónde empezar? Te proponemos un proceso con 5 etapas básicas para que puedas diseñar tu oficina paso a paso y no des “puntada sin hilo” en el proceso.

1ª etapa: Analiza lo que quieres conseguir

Para que un proyecto culmine con éxito es necesario tener claros los objetivos que se quieren alcanzar desde el comienzo del mismo. El caso del diseño de una oficina no es diferente. Pasar por esta primera etapa permitirá que tu oficina cumpla con las expectativas y el diseño resulte verdaderamente útil y eficiente.

En esta fase la misión principal es identificar las necesidades de la organización, y establecer qué tipo de oficina se quiere diseñar.

Te proponemos algunas preguntas útiles que pueden ayudarte en esta tarea:

  • ¿Cuál es la necesidad más importante de la organización con respecto al espacio de oficina?
  • ¿Hay disponible suficiente espacio para todas las actividades?
  • ¿Es necesario contar con un espacio extra para permitir el crecimiento de la organización?
  •  ¿Cuántos empleados trabajarán habitualmente en ella?
  • ¿Qué estancias o zonas debería tener?
  • ¿Será una oficina abierta, mixta o tradicional?

2ª etapa:Valora y distribuye el espacio

Una vez que los objetivos están claros, es el momento de abandonar la abstracción y aplicarlos sobre el espacio real. Para ello, hay que asegurarse de que el espacio disponible permite realizar los objetivos de manera cómoda y funcional para los usuarios finales.

Empieza por distribuir el espacio y decidir dónde va a estar situada cada zona. En este paso debes tener en cuenta factores como el ruido, la luz natural que recibe cada estancia, las zonas de paso necesarias entre las distintas estancias, y si las soluciones de separación entre zonas serán de obra (paredes), o se realizarán mediante el uso del mobiliario.

3ª etapa: Planifica el mobiliario para cada zona

5 etapas imprescindibles para diseñar tu oficinaEl mobiliario es uno de los puntos angulares de la oficina. Resulta muy interesante analizar en profundidad los elementos necesarios en toda la oficina antes de comprar nada, para poder mantener una armonía entre los elementos.

¿En qué te debes fijar?

El número de puestos de trabajo y las tareas que se realizarán te ayudarán a determinar el tipo de mesas y su distribución, ya sean individuales, colectivas, conectadas, etc.

También debes tener en cuenta los puntos de luz, las conexiones, y las zonas destinadas a soluciones de almacenaje.

Nuestra recomendación es apostar por un mobiliario versátil y fácilmente reconfigurable, que sirva incluso para diferenciar las zonas de manera no permanente.

4ª etapa: Escoge los elementos de forma armónica para crear un estilo

El diseño final de tu oficina debe incluir un estilo propio que vaya acorde con los valores y la imagen de la organización. Hay muchos estilos decorativos que pueden servir como punto de partida: industrial, nórdico, moderno, boho…Para que la oficina transmita las sensaciones adecuadas tanto a los trabajadores como a las visitas, debes tener en cuenta el estilo y la armonía cuando tomes decisiones. Algunos elementos que resultan clave en esta etapa son:

  • La pintura
  • Los colores, los materiales y las líneas del mobiliario
  • El tipo de iluminación y la temperatura de la luz.

5ª etapa: Completa el diseño prestando atención a los detalles

¡Los pequeños detalles marcan una gran diferencia! Presta atención a las soluciones de almacenamiento que pueden necesitar los empleados; los elementos decorativos no funcionales que pueden completar el look de la oficina; las necesidades prácticas, como percheros o aparcabicis; y la señalética.

Sigue estas 5 etapas de manera ordenada y tendrás un diseño de oficina funcional y personalizado, listo para hacerse realidad.

Posts Relacionados

Dejar un comentario