C/Laguna de Cameros 8, 28021 Madrid

¿Por qué los españoles no están satisfechos con su lugar de trabajo?

Satisfacción con el trabajo

 

Los españoles son unos de los europeos que menor motivación tienen en el lugar de trabajo. Las cifras hablan por sí solas y el porcentaje de trabajadores a los que les faltan las ganas todos los días asciende nada menos que al 55%. Es decir, más de la mitad de las plantillas de las empresas se encuentran desanimadas en sus puestos laborales. Pero, ¿qué hace que se sientan de este modo? ¿Qué pasa en España que no se da en otros sitios de Europa para obtener estos datos tan negativos?

Son muchos los factores que hacen que los trabajadores no se encuentren motivados. Entre los más importantes se encuentra el ambiente de trabajo. Aún pese al carácter tan sociable que caracteriza a España, no parece que la socialización y el entorno de trabajo sean los óptimos en el país. En parte, precisamente por estar tan desmotivados los trabajadores, se obtiene también una baja productividad, algo que ha dado mucho que hablar en España por las jornadas maratonianas que se pasan en la oficina. El último estudio de un conocido fabricante de mobiliario americano realizado en 17 países, es tajante: solo el 23% de los trabajadores españoles está satisfecho con su espacio laboral. Esto nos coloca muy por detrás de otros países del entorno como Alemania (38%) o Estados Unidos (40%).

 

Descarga una guía de decoración de oficinas

 

La oficina de la que todo el mundo quiere escapar

El principal problema que se asocia a la falta de motivación por un ambiente laboral nada apropiado se da en el diseño de las oficinas. Las oficinas han cambiado mucho desde el siglo XX, cuando nacieron para acoger a trabajadores de la nueva era encargados de llevar a las nuevas empresas a lo más alto. Sin embargo, ese cambio que tanto se repite en los modelos de Silicon Valley y que tan eficaz resulta para mejorar la productividad y la satisfacción laboral, no acaba de tener el suficiente apoyo en España. De hecho, muchos espacios laborales se pueden definir como lúgubres y deprimentes. Y en ambientes de ese tipo, sin ir más lejos los de la propia administración pública, es difícil conseguir que el empleado quiera quedarse más allá de las horas reglamentarias o suponer que mientras trabaja se sentirá como en casa para dar el máximo de sí mismo.

Pero no solamente se trata de una cuestión estética. De hecho, la desmotivación en el puesto laboral por el mal diseño de la oficina se contempla también en la separación individual. Pese a que el cambio se está dando poco a poco, en España siguen siendo mayoría las oficinas que se plantean como decenas de puestos individuales. Escritorio gris, pantalla de ordenador y soledad con un reloj que marca la hora de sentarse y la de levantarse. En esas condiciones resulta muy complejo que el trabajador pueda rendir y ser creativo para afrontar los retos y objetivos de su jornada laboral.

Los expertos afirman que el principal problema en España sigue siendo el uso de esquema de pupitre de colegio. Lo único que se consigue con esto son inconvenientes porque se generan más metros cuadrados necesarios para el trabajo operativo y se incrementa la soledad de los trabajadores, lo que no favorece en absoluto el trabajo en común.

 

Post relacionados:

 

Descarga una guía de decoración de oficinas

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

Preferencias de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.