C/Laguna de Cameros 8, 28021 Madrid

Mesas de oficina ¿Mejor elegir mesas redondas o rectangulares?

estores screen

Mesa Unnia de Inclass

Elegir la mesa de oficina adecuada requiere de un análisis de la finalidad para la que estará pensada, así como los distintos usos para los que se utilizará. El factor estético también es importante y casi siempre se hace referencia a él cuando se decide entre una mesa redonda o una rectangular. En realidad, no solamente la estética importa a la hora de elegir una u otra forma de la mesa. Hay muchos otros factores relacionados con la productividad y el confort que podrían hacerte decantar por cualquiera de las opciones.

El espacio que se tiene disponible en la estancia en la que se colocará la mesa es uno de esos factores que influirá en la decisión final. Las mesas redondas ocupan menos, pero requieren tener amplitud alrededor de los puestos para resultar cómodas. De hecho, son ideales cuando se tienen oficinas con amplios espacios o de forma más bien cuadrada. En cambio, en el caso de las mesas rectangulares, la cabida de personas es generalmente superior y pueden resultar muy adecuadas en habitaciones rectangulares en las que el espacio disponible se concentra en uno de los lados de la sala.

Descarga una guía de decoración de oficinas

Factores que influyen al elegir una mesa rectangular o redonda

  • Comunicación: la comunicación casi siempre fluye mejor en las mesas redondas. De hecho, precisamente por la posición de cada una de las personas que formará parte de ella recuerda que no hay nadie que la presida y que todos los miembros están a la misma altura. Esto puede ser favorable para zonas de reunión en las que se pretende gestionar ideas y crear ambientes en los que fluya la creatividad sin tensiones. En cambio, la comunicación en las mesas cuadradas puede ser óptima para los equipos en los que es necesario transmitir objetivos y órdenes con una jerarquía clara.
  • Factor del confort: la parte referente a la comodidad no depende tanto de la forma de la mesa sino de la posición de las patas. Tanto las mesas rectangulares como las redondas deben estar diseñadas de tal manera que los soportes no se conviertan en un problema para los trabajadores. Cabe añadir que la falta de esquinas de las mesas redondas puede favorecer el confort del empleado.
  • Espacios distendidos: si se pretenden crear zonas de reunión basadas en el concepto del soft seating en el que el ambiente de trabajo se parece a un ambiente de hogar donde la comodidad es clave, es mejor apostar por mesas redondas que permitan una comunicación fluida y sin barreras.
  • Espacios funcionales individuales: para aquellos espacios en los que varios trabajadores comparten mesa operativa, pero con tareas individuales específicas, es mejor optar por mesas rectangulares. Éstas permiten tener un espacio personal definido a pesar de tratarse de una mesa común para todos los trabajadores.

Quizás te puede interesar:


La mesa perfecta no existe de manera generalizada, sino que es tu tarea decidir cuál es la más adecuada para tu proyecto. El confort, la comunicación, y las necesidades clave para llevar a cabo el trabajo previsto en ellas son fundamentales para decidir si en tu caso es mejor una mesa redonda o una mesa rectangular. De todos modos, recuerda que una vez la hayas elegido, otros puntos influyen también en la funcionalidad de la mesa. Por ejemplo la posición en el espacio, el número de puestos disponibles o la adecuación del ambiente de trabajo que la rodea a la función que debe cumplir.

Descarga una guía de decoración de oficinas

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

Preferencias de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.