C/Laguna de Cameros 8, 28021 Madrid

Cómo elegir el mejor sillón de escritorio según su uso

Sillón de dirección Cross Line Prime

Sillón de dirección Cross Line Prime

Al diseñar un proyecto de oficina hay una serie de elementos imprescindibles que debes tener siempre en cuenta, tanto a nivel de la función individual que cumplen, como a la hora de compaginarlos en el espacio común que ocupan junto con el resto del mobiliario. El sillón de escritorio se encuentra entre ellos y no siempre es sencillo decidirse por el más adecuado a cada caso. Si estás dudando entre varias opciones o apenas estás comenzando a trabajar en ese nuevo encargo que te ha hecho un cliente, hoy te mostramos algunas de las claves que te ayudarán a elegir el mejor sillón de escritorio.

Los actuales modelos de sillón de escritorio que están disponibles en el mercado permiten adaptarse a todos los espacios, decoraciones y funciones que requiera tu proyecto. Conocer a fondo algunas de las propuestas en sillones de oficina de los fabricantes más destacados puede ayudarte a entender hacia dónde se orientan las nuevas tendencias del mercado y aprovecharte de ellas para incluirlas en tu propuesta. Sin embargo, la necesidad que pretendas cubrir será lo más importante para tomar la decisión final y, por lo tanto, has de conocer las funciones que desarrollará el trabajador que va a utilizar el sillón de escritorio, así como los tiempos que permanecerá sentado en éste con el fin de evaluar la necesidad de un modelo ergonómico.

Descarga una guía de decoración de oficinas

Claves para seleccionar un buen sillón de escritorio

  1. La función que se desempeñará en él: Como introducíamos en el párrafo anterior, la función para la que esté pensado el sillón de escritorio que vas a elegir el proyecto será el principal aspecto a tener en cuenta al decidirte por uno de los modelos. Conceptos como la necesidad de pasar muchas horas sentado, los diferentes usos que puede tener en actividades individuales y colectivas, o que necesite adaptarse a distintas mesas en altura para desarrollar distintas tareas van a condicionar la selección final.
  2. El tipo de mesa o escritorio que lo acompañe: No puedes elegir un buen sillón de escritorio sin antes tener claro con qué mesa va a presentarse en la oficina. La mesa y la silla deben formar un conjunto cómodo y agradable para el trabajador que las utilice, así como adaptarse a su altura y necesidades sin que le supongan ningún esfuerzo en la postura que adopte. Por eso, si se te había escapado este detalle, debes reconsiderarlo para lograr la armonía entre ambos.
  3. El tipo de espacio en el que se sitúe: El sillón de escritorio debe también ser parte de un espacio en el que hay una imagen a transmitir y, además, existen otros elementos de mobiliario. Por ejemplo, si bien en un despacho de dirección podría encajar una silla operativa, no se recomienda esta elección por lo poco visual que resultaría tanto para clientes que puedan acudir a la empresa como para los propios trabajadores que hagan reuniones con la directiva.

La elección de la parte más estética de los sillones de escritorio debe llevarse a cabo acorde al resto de decoración de la oficina que hayas seleccionado. Sin embargo, los modelos más novedosos ofrecen varios acabados y tonalidades que se pueden ajustar a las diferentes necesidades de los proyectos en los que trabajas. ¿Ya habías considerado el listado anterior para elegir el sillón adecuado para tu diseño?


Descarga una guía de decoración de oficinas

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

Preferencias de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.